El PSOE ganaría las elecciones pero el centro-derecha come terreno (encuesta DYM para El Independiente)

Tres meses después de la moción de censura que dio el Gobierno a Pedro Sánchez, el PSOE seguiría ganando las elecciones hoy día con una intención de voto estimada en el 26,5 % del censo. No obstante, la acción de gobierno empieza a pasarle factura y el PSOE se resiente al perder 0,6 puntos respecto a junio. Por el contrario, el centro-derecha gana terreno electoral gracias a un nuevo impulso de Ciudadanos, que Albert Rivera logra relanzar sacando a su partido de la tierra de nadie en la que se quedó tras el cambio de Ejecutivo. La subida de Cs compensa una nueva caída del PP, que el flamante presidente del partido, Pablo Casado, no logra evitar.

La llegada de Pedro Sánchez a La Moncloa supuso un renacer del bipartidismo, que cien días después empieza a debilitarse según el barómetro de septiembre del Instituto DYM para El Independiente y Prensa Ibérica. PSOE y PP empeoran sus marcas respecto a junio mientras que Ciudadanos y Unidos Podemos las superan. En ese combate, el centro-derecha sigue alzándose como ganador al concentrar un 46,1 % del electorado frente al 42,7 % que sumarían los dos grandes partidos de la izquierda.

El éxito de la moción de censura liderada por Pedro Sánchez impulsó al PSOE hasta una estimación de voto del 27,1 % del voto si los comicios se hubieran celebrado a comienzos de junio. Tras meses en la irrelevancia política y después de que Ciudadanos les adelantase como segunda y hasta primera fuerza del país en las encuestas, el PSOE volvía a ser el favorito para gobernar de los españoles.

La recuperación del Partido Socialista provocaba el hundimiento de Unidos Podemos y el freno en seco de Ciudadanos. Tres meses después, Albert Rivera ha conseguido cambiar esa tendencia y dar un nuevo impulso a su partido, que recupera espacio y le pisa los talones al PP de Casado a sólo siete décimas con un 22,7 % de intención de voto. Se trata de 2,1 puntos más que el apoyo electoral que tenía en junio y 9,6 más que el respaldo electoral que logró en las elecciones generales de junio de 2016.

El PP mantenía la segunda plaza con una intención de voto del 24,9 %, a sólo 2,2 puntos de la formación de Pedro Sánchez, pese a su situación de falta de liderazgo, ya que se encontraba en plena campaña de las primarias para elegir a su nuevo líder tras la marcha de Mariano Rajoy. La elección de Pablo Casado no ha supuesto una recuperación electoral para el PP, que pasa de una intención de voto del 24,9 % en junio a una del 23,4 % en septiembre, perdiendo 9,6 puntos respecto al resultado obtenido en las elecciones generales del 26-J de 2016, cuando logró el apoyo del 33 % del electorado. Mientras el PP no deja de caer, el PSOE logra una recuperación electoral de 3,8 puntos respecto a esos comicios, los segundos a los que Pedro Sánchez se presentaba como candidato.

La labor de Unidos Podemos desde entonces en el Congreso le ha costado casi cinco puntos de apoyo electoral, al pasar del 21,1 % obtenido en 2016 como tercera fuerza política a la cuarta en la actualidad, con una intención de voto del 16,2 %. A pesar de esa caída, el partido de Pablo Iglesias recupera 1,6 puntos desde el mes de junio, cuando se produjo la consulta a los militantes de Podemos sobre su continuidad en el cargo después de la controversia por la compra de su chalet.

 

Acceso directo al artículo completo en El Independiente

 

Present

13 Dic

Interesante proyecto de DYM para Barcelona Global

DYM ha intervenido en un proyecto para Barcelona Global con la colaboración de CaixaBank DayOne y Barcelona Tech City con el fin de entender cuáles son las circunstancias que favorecen la expansión de “scale-ups” en Barcelona.