ENCUESTA ELECTORAL DYM El PP de Casado mantiene una mayoría para gobernar con Vox

  • Los populares dejan atrás el desgaste provocado por la crisis con Isabel Díaz Ayuso
  • El PSOE mantiene sus expectativas, pero es Unidas Podemos la que baja un poco por el cuestionamiento de Yolanda Díaz
Estimación de voto 
/ FUENTE: DYM / ELABORACIÓN: DPTO. INFORGRAFÍA

El PP de Pablo Casado podría gobernar con una alianza con Vox si se celebrasen elecciones generales en estos momentos. La crisis interna que abrió la presidenta de la comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha dejado de hacer daño a las expectativas electorales de su partido. Se recupera respecto a noviembre e, incluso, recibe alguna transferencia de voto de electores de Vox. Junto al partido de Santiago Abascal, el PP gobernaría con mayoría absoluta y sólo necesitaría a Ciudadanos en el caso menos favorable de la horquilla.

Como cada mes, DYM ha realizado un barómetro para los diarios del Grupo Joly. El de diciembre se realizó entre el 15 y el 19 de este mes, por medio de 1.012 entrevistas telefónicas. La situación es parecida, los tres partidos del centro y la derecha copan una mayoría suficiente para gobernar, mientras el Gobierno de coalición se mantiene con una baja valoración, del 3,9.

Lo que este sondeo viene a indicar es que la posición del PP es muy sólida, ya son varios meses los que lleva en cabeza, beneficiado por el derrumbe de Ciudadanos, al que DYM aún le otorga la posibilidad de entrar en el Congreso. Vox se muestra como un elemento de vaso comunicante con el PP, sin llegar a adelantarlo y en una posición, no obstante, muy fuerte respecto a las pasadas elecciones. Es, precisamente, la solidez de estos dos partidos lo que mantiene la mayoría de derecha en el Congreso.

De este modo, el PP lograría entre 119 y 129 escaños, con un apoyo estimado del 27,6%. Los populares han subido 1,8 puntos desde noviembre, que es básicamente lo que se reduce Vox, un 1,4. La formación de Santiago Abascal obtendría entre 54 y 58 diputados, con lo que o podría gobernar juntos o necesitarían a Ciudadanos, al que DYM le da de dos a tres escaños.

No obstante, la posición de los naranjas es, extremadamente, débil, ya que el porcentaje del 4,7% sólo le aseguraría entrar en por las grandes circunscripciones. Cualquier variación en la participación podría dejarles fuera del Congreso.

El PSOE de Pedro Sánchez se mantiene casi igual que hace un mes, con una horquilla de probabilidad de 101 a 106 diputados. Es el 25,6%. Al Gobierno le perjudica, en esta ocasión, la posición de Unidas Podemos, que retrocede en 1,6 puntos. Eso se debe a que la gestión de la vicepresidenta Yolanda Díaz distorsiona al electorado, aunque sigue siendo la dirigente mejor valorada por el conjunto. Esto no significa que el votante de derecha y centro la puntúe mejor, sino que son los electores socialistas los que le ayudan a subir su nota media.

Es muy significativo que el elector socialista valore a Díaz con un 5,8, apenas dos décimas menos que a Pedro Sánchez, al que le dan un 6. El electorado del PP también le da una nota parecida a Pablo Casado, un 6,1. El dirigente mejor puntuado entre sus votantes es Santiago Abascal, aunque es de los peores a nivel general.

La nota media que obtiene Yolanda Díaz es 4,1, seguida de Pedro Sánchez con un 4,6. La actuación del Gobierno central sigue generando un suspenso, del 3,9, aunque no es la peor conseguida a lo largo de esta legislatura. Un 52% de los sondeados suspenden al Ejecutivo de coalición frente a un 46% que lo aprueba.

Otro de los partidos que tienen garantizada la permanencia es Más País, la formación que lidera Íñigo Errejón. DYM le otorga de dos a tres escaños, con un apoyo del 3,2%.

A pesar de la popularidad de Yolanda Díaz, la ministra de Trabajo aún no ha decidido cómo concurrirá a las elecciones generales. En principio, Unidas Podemos le apoya, aunque ha preferido buscar el respaldo de los antiguos aliados territoriales de esta formación. 

Yolanda Díaz se entrevistó con el Papa por interés personal

Casi seis de cada 10 sondeados por DYM entiende que la visita que la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, realizó el pasado 11 de diciembre al Vaticano para entrevistase con el Papa obedece a un interés personal, de pura promoción.

El papa Francisco recibió a la también ministra de Trabajo en una reunión que apenas tenía agenda, aunque Díaz aseguró que habían hablado sobre las condiciones laborales en España.

Sólo el 22% de los encuestados cree que la ministra fue a ver al Papa por asuntos relacionados con el Gobierno. La ministra, así como el ex vicepresidente Pablo Iglesias, han venido mostrando mucho interés por el papa Francisco. De hecho, Iglesias intentó que fuese recibido en el Vaticano.

Present

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies